Tras varios meses sumergidos en la vorágine de la COVID-19, desgraciadamente todavía se siguen detectando nuevos brotes cada día y el número de casos no deja de aumentar. Por suerte, muchos de los nuevos casos afectan a población joven que presenta en general manifestaciones clínicas muy leves.

Desde la SVHTAyRV, nos parece oportuno actualizar la información disponible respecto al tratamiento con IECAs o ARAII en relación al riesgo y severidad de la COVID-19.

Aunque la evidencia científica se basa en estudios retrospectivos o casos-control anidados, la recomendación de nuestra sociedad, en línea con las principales sociedades europeas e internacionales, es que los pacientes que estén tomando IECAS o ARAII, no deben retirarlo y solo en aquellas infecciones graves que requieran hospitalización la decisión de mantener o no la medicación antihipertensiva se decidirá siempre por el médico responsable.

Uno de los estudios mejor diseñados para responder a la pregunta de si la toma de IECAS o ARAII aumenta la susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2, se ha publicado recientemente en la prestigiosa revista JAMA(1). En este estudio Danés(1), seleccionaron 571 pacientes con hipertensión y COVID-19 y los compararon con una población de hipertensos apareados por edad y sexo, no detectándose diferencias en el uso de IECAS o ARAII y siendo la asociación con el riesgo de la enfermedad no significativa. En este mismo estudio tampoco hubo diferencias en mortalidad o severidad de la COVID-19 en los pacientes en tratamiento con IECA o ARAII tras ajustar por otros factores de confusión.

En la misma línea de no asociación con riesgo o severidad de COVID-19 se sitúan diferentes estudios publicados con anterioridad en distintas poblaciones y con grandes tamaños muestrales(2–5). Incluso hay algún artículo reciente que sugiere que el tratamiento con IECAS o ARAII podría tener un efecto protector(6).

Como seguramente se sigan publicando más estudios a este respecto, desde la SVHTAyRV se seguirán realizando actualizaciones periódicas.

Fdo: Dr. Fernando Martinez.
Vocal de la Junta Directiva de la SVHTAyRV

Bibliografía:

1. Fosbøl EL, Butt JH, Østergaard L, Andersson C, Selmer C, Kragholm K, et al. Association of Angiotensin-Converting Enzyme Inhibitor or Angiotensin Receptor Blocker Use With COVID-19 Diagnosis and Mortality. JAMA. 14 de julio de 2020;324(2):168.

2. Li J, Wang X, Chen J, Zhang H, Deng A. Association of Renin-Angiotensin System Inhibitors With Severity or Risk of Death in Patients With Hypertension Hospitalized for Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Infection in Wuhan, China. JAMA Cardiol. 23 de abril de 2020;

3. Mancia G, Rea F, Ludergnani M, Apolone G, Corrao G. Renin–Angiotensin–Aldosterone System Blockers and the Risk of Covid-19. N Engl J Med. 18 de junio de 2020;382(25):2431-40.

4. Mehta N, Kalra A, Nowacki AS, Anjewierden S, Han Z, Bhat P, et al. Association of Use of Angiotensin-Converting Enzyme Inhibitors and Angiotensin II Receptor Blockers With Testing Positive for Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). JAMA Cardiol [Internet]. 5 de mayo de 2020 [citado 5 de agosto de 2020]; Disponible en: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2765695

5. Reynolds HR, Adhikari S, Pulgarin C, Troxel AB, Iturrate E, Johnson SB, et al. Renin–Angiotensin–Aldosterone System Inhibitors and Risk of Covid-19. N Engl J Med. 18 de junio de 2020;382(25):2441-8.

6. Zhang P, Zhu L, Cai J, Lei F, Qin J-J, Xie J, et al. Association of Inpatient Use of Angiotensin Converting Enzyme Inhibitors and Angiotensin II Receptor Blockers with Mortality Among Patients With Hypertension Hospitalized With COVID-19. Circ Res. 17 de abril de 2020;