Estimados compañeros:

En este reciente estudio multicéntrico publicado a finales de 2019, el tratamiento antihipertensivo administrado al acostarse comparado con la administración al levantarse se asoció a una disminución de eventos cardiovasculares (CV).

Sobre un total de 19.084 participantes hipertensos, con una edad media de 60’5 años, se realizó un estudio prospectivo randomizado controlado con una mediana de seguimiento de 6’3 años, en el que se utilizó la monitorización ambulatoria de presión arterial (MAPA) de 48h de forma seriada y se comparó la administración al acostarse de toda la medicación antihipertensiva en una rama del estudio frente a la administración completa al levantarse en la otra rama.

El objetivo principal del estudio fue un compuesto de muerte CV, infarto de miocardio, revascularización coronaria, insuficiencia cardiaca o ictus.

Los resultados del estudio mostraron un mejor control de la presión arterial (PA) con esta estrategia de tratamiento, con un mayor porcentaje de patrón dipper y descenso en la PA nocturna, lo que se asoció a una reducción significativa del 45% en la aparición del compuesto CV preespecificado tras ajustar por múltiples factores, así como un descenso significativo en cada uno de los componentes de dicho objetivo compuesto, incluyendo muerte CV. Todo ello sin problemas de seguridad con dicha estrategia.

Este estudio nos muestra la importancia del control nocturno de la PA, confirmando los datos previos sobre el mejor valor pronóstico de la PA nocturna, reafirmando la realización de MAPA y el cambio de la estrategia de tratamiento con los fármacos actualmente disponibles, lo que se acompaña de beneficios a nivel cardiovascular.

Os adjuntamos el enlace al artículo para su revisión:

Bedtime hypertension treatment improves cardiovascular risk reduction: the Hygia Chronotherapy Trial.
  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31641769

Veronica Escudero
Miembro de la Junta Directiva de la SVHTAyRV