Un nuevo año, la colaboración de nuestra sociedad en la Escuela de Verano de la SEH-LELHA, en su 6ª edición, ha permitido becar y sufragar la asistencia de tres residentes de Medicina de Familia a la misma. Los tres residente, socios de la SVHTAyRV, acudieron a esta edición de 2015.

A continuación, y usando su propio trabajo nos describen lo que han experiementado:

La Escuela de Verano ha sido gratificante y enriquecedora, tanto a nivel docente como social.

El carácter nacional e interdisciplinar, permite conocer personas de diferentes especialidades y hospitales, cosa que nos parece muy interesante, para compartir diferentes ideas y comentar proyectos.

Las clases, las charlas, los talleres y las ponencias han estado pensadas en el nivel docente, sin olvidar temas clave de actualidad.

Los médicos que han impartido las charlas y talleres, no sólo han sido grandes docentes, sino que al mismo tiempo han intentado que fuesen interactivas, haciendo fácil nuestra participación y sacar mayor provecho.

               

El hecho de haber diferentes compañeros de diferentes especialidades nos ha dado pie a sacar el mayor partido en el abordaje de diferentes temas, compartiendo opiniones, igual o mejores que las nuestras propias y meternos en las diferentes situaciones desde diferentes puntos de vista. Por ejemplo en el caso del inicio de los tratamientos antihipertensivos, cómo abordar urgencias/emergencias hipertensivas, hipertensión en el embarazo (riesgo leve/moderado/alto)... Esto ha ayudado a reforzar o ampliar nuestra forma de abordar cada situación.

Como crítica cabría destacar que, dado que hubo tanta aceptación con los casos clínicos, estaría bien poder profundizar más con cada caso, ya que solamente pudimos centrarnos en un tema y los otros casos quedaron más de lado, por disponer de tiempo justo para la exposición.

Estamos muy agradecidas por haber podido participar en la Escuela de Verano y la recomendamos a nuestros compañeros. Ha sido una gran experiencia de la que nos llevamos haber conocido a grandes personas y haber aprendido mucho de hipertensión.

¡Muchísimas gracias!

  Anna Lorente, Irina Jara y Mercedes González.